Película Hotel Transilvania 2

Desde septiembre a diciembre tendremos tantos momentos para reirnos viendo películas animadas con las voces de artistas famosos.

Liberemos al niño que tenemos en nuestro interior y veamos esta secuencia de la película donde el Conde Drácula ha abierto las puertas de su hotel a otra clase de huéspedes: los humanos. En el mes de Octubre en las diferentes salas de cine gozaremos con la Pandilla de Drac y las peripecias para cuidar a su nieto. BaBaDrac está preocupado por la manera que su hija, Mavis, está educando a Dennis, su nieto, ella insiste en que debe aprender como los demás humanos y asistir a la escuela. La familia política humana ha venido para el cumpleaños del niño y parece que se le ha atrasado la salida de los colmillos.

Drácula no desea aceptar la posibilidad que la mitad humana de su nieto sea más fuerte que la sangre de vampiro que corre en sus venas. Para aumentar sus preocupaciones, parece que su hija desea moverse a California donde creció su esposo y la ternura que los acompaña en el castillo también volaría.

La posibilidad de enseñarle a Dennis sobre los trucos y habilidadesde los vampiros llega cuando se ofrece a cuidar a su nieto para que Mavis y Johnny visiten a la otra familia. Estando su hija y yerno lejos, lleva al pequeño al campamento de ‘entrenamiento para vampiros’, ya no es cómo él recuerda.

Ya imaginarás las peripecias que pasa toda la pandilla Drac: Griffin, Murray, Wayne y Frank, para seguir el ritmo que espera este abuelo. Los sustos por no tener esas habilidades que han dejado hace años y que ahora deben enseñarle al pequeño Dennis.

Algo están tramando, presiente la joven madre y decide volar de regreso inmediatamente hacia el Hotel. Para las carreras del pobre y dulce abuelo, también aparece su padre a quién no ha visto por años. El bisabuelo Vlad, gruñón y ya muy viejo, invitado para la fiesta del quinto cumpleaños, está a punto de saber que su bello tataranieto no es de pura sangre y por eso tiene esos cabellos rizados pelirrojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *