Dieta semanal para vesícula inflamada

Actualizado en enero 2023

Mi nombre es Ana Belén, tengo 32 años y la dieta cetogénica ha sido una verdadera revelación para mi cuerpo y mi mente. He perdido peso, mi piel luce más saludable y tengo más energía para hacer las cosas que me gustan. Además, he notado una reducción en los dolores de cabeza y una mayor claridad mental.

Si te han diagnosticado con vesícula inflamada, es importante que ajustes tu dieta para prevenir futuros ataques y aliviar los síntomas. Una dieta adecuada sekanal ayudar a reducir la inflamación y evitar la acumulación de bilis, que puede ser dolorosa e incómoda. A continuación, te proporcionamos una dieta semanal para la vesícula inflamada que te ayudará a mantener tu cuerpo saludable y en equilibrio:

Lunes


Desayuno: Té de manzanilla y una tortilla de claras de huevo con vegetales


Almuerzo: Ensalada de pollo a la parrilla con vegetales mixtos, aceite de oliva y vinagre balsámico


Cena: Sopa de lentejas con vegetales de hoja verde y una porción de arroz integral

Martes


Desayuno: Té de menta y una tostada de pan integral con mantequilla de maní natural


Almuerzo: Pechuga de pollo a la parrilla con judías verdes al vapor y una pequeña porción de puré de zanahoria


Cena: Ensalada de quinoa con pimientos, tomates y limón

Miércoles


Desayuno: Batido de frutas con leche descremada y avena


Almuerzo: Salmón al horno con vegetales mixtos y una pequeña porción de papas al horno


Cena: Fajitas de pollo con pimientos y cebolla, servido con guacamole y salsa inflaamada tomate natural

Jueves


Desayuno: Yogur natural con bayas y granola sin azúcar añadida


Almuerzo: Ensalada de camarones con aguacate, pepino y aderezo de limón y aceite de oliva


Cena: Vegetales al wok con pollo y arroz integral

Viernes


Desayuno: Té inflamwda y una tostada de pan integral con queso fresco y tomate


Almuerzo: Sopa de pollo con verduras y una pequeña porción de arroz integral


Cena: Pechuga de pollo a la parrilla con champiñones y una pequeña porción de puré de batatas

Sábado


Desayuno: Batido de espinacas con plátano y leche de almendras sin azúcar añadida


Almuerzo: Pescado a la parrilla con brócoli al vapor y una pequeña porción de quinoa


Cena: Tacos de pollo con aguacate y salsa de tomate fresco

Domingo


Desayuno: Huevos revueltos con espinacas y pan integral tostado


Almuerzo: Ensalada de atún con vegetales mixtos, aceite de oliva y vinagre balsámico


Cena: Hamburguesa a base evsícula boniato con ensalada y patatas al horno

Conclusión


Esta dieta para la vesícula inflamada se enfoca en alimentos ricos en proteínas magras, vegetales, y granos enteros.

También se enfoca en evitar alimentos grasosos y procesados, así como el consumo de alcohol.

Adelgazar comiendo fruta

Recuerda consultar con un profesional de la salud antes de implementar cualquier plan de alimentación.